Sábado de 9 a 12

poster

Desgraciados

Por Pablo Callejón Desgraciados que nunca aguardaron un vuelo en el aeropuerto Malpensa de Milán, luego de un viaje de placer que les permitiera descrubir la imponencia de Il Duomo, un paseo por la galería de Vittorio Emannuele y la ópera más famosa del mundo en el Teatro Alla Scala. De aquel viaje por Italia llegó el primer argentino contagiado por Coronavirus. Luego arribarían otros viajeros infectados del virus que al principio fue importado en un mundo hiperconectado y se convirtió en un mal comunitario que nos obligó al encierro y el aislamiento. Ni siquiera la desgracia de vivir en hogares pobres, hacinados, sin agua potable y lejos, muy lejos del aeropuerto, les impidió que hasta el virus y la muerte se enseñara con sus pesadas vidas de necesidades y urgencias. Les dijeron que la enfermedad nacida de un plato de murciélagos en China afecta a todos por igual, sin distinciones de clase. Y pronto, demasiado rápido, pudieron ver que no es así. Supieron que en algún momento los pudientes se resguardan en sus hogares con agua corriente, alcohol en gel y barbijos. Advirtieron que ellos pudieron aislarse en habitaciones cómodas y cálidas, donde nunca faltó el internet ni el delivery del súper. Comprobaron que al principio los ricos y de clase media portaron el virus, pero “el bicho” es ahora un mal circula por las villas y barrios carenciados, donde el protocolo es un privilegio que se acaba en el grifo vacío. Y esa maldita suerte para la desgracia ya no es una broma de la televisión de los años 60. Los desgraciados hacen largas colas frente a los bancos y las oficinas del Correo. Algunos los acusan de vivir a costa del Estado. Son los veedores que sacan cuentas a su antojo y les endilgan cifras millonarias que no se ocuparán de probar. Y aunque les impidan volver a la changa, pedir un laburo en la obra y peregrinar las calles con pastelitos de membrillo, la meritocracia de los burócratas del pensar será motivo suficiente para hacerlos caer una vez más en desgracia. Dicen que viajan en canoas desde el Paraguay, se embarazan de apuro, roban para no trabajar y se quedan cómodamente en esas casuchas de techos de nylon, confiados en que recibirán los planes que pagamos todos y todas con los impuestos. Son los desgraciados que nada podrán decir de los millones transferidos a las arcas de empresarios que se niegan a gastar sus ahorros en el salario de sus empleados. Los subsidios a la especulación financiera y la timba con bonistas de Wall Street tienen mejor prensa que la vianda de comida caliente en la fila del comedor. Pero nadie se sienta a escuchar a los que no causan gracia. Los desgraciados no se aíslan. Comparten sus carencias en laberintos confusos de precarias viviendas, donde no hay lugar para cuarentenas. Se abrazan por la mañana, esperan sobre los mismos tablones de madera la copa de leche y se unen al picado donde nadie les prohibirá algún roce. En la villa no hay demasiado lugar para las matemáticas. La distancia es con los otros, los de afuera. Y a veces es solo un juego publicitario de la niña descalza con los brazos desnudos que participa espontáneamente de la foto en Twitter. El set de barbijos y el botellón de lavandina servirán para mitigar la espera del agua que vieron correr por la mañana temprano y volverá, con algo de suerte, por la noche. Los respiradores de las terapias son una apuesta a socializar si el virus se desbanda y se prevén lugares para los que caigan en desgracia. Los enfermos con hogares cómodos aguardarán en sus casas y los otros, serán recluidos en pabellones colmados de camas hospitalarias. El virus no discrimina, pero selecciona. En la pobreza se reducen las defensas que promocionan los analistas de la televisión. Y el juicio de los que observan por la ventana sentencia a los que confían del otro lado de la reja por el milagro de una changa. Los desgraciados pierden el empleo y hacen colas frente al supermercado con tarjetas de poco crédito. La pobreza es un gesto desigual del sistema que los parió. Y al final del año, seis de cada diez niños, niñas y adolescentes argentinos caerán en la misma desgracia. Otros 60 millones en el mundo serán aún más pobres. La pandemia visibilizó los males de las plagas que el capitalismo se ocupó de moldear mucho antes. La supuesta normalidad será una moneda que por desgracia siempre les caerá en cruz. Los contagios se cuentan por cientos en las villas que pierden a sus voceros de gargantas poderosas, por culpa de gerentes resueltos a decidir sobre sus vidas y sus muertes. El virus se ensañó finalmente con la pobreza sin gracia, como se ensañan los pesares que el mercado termina de diferenciar según el poder adquisitivo. Ni siquiera fue un consuelo el mal de todos. La salud, como la enfermedad, tiene su propio ajuste de cuentas. Y siempre caen ellos, los desgraciados.

Portadores asintomáticos de noticias falsas

Por Lic. Gustavo Segre He pensado en función del título de la parte que me toca desarrollar en éste ciclo de conferencias- debates  , plantear y plantearnos a que se denomina INFODEMIA…..que al igual que las Fake News, Trolls, Influencer entre otros términos de origen inglés no solo se han incorporado a nuestro vocabulario corriente sino que además influyen en nuestras percepciones de la realidad y hasta complican nuestro discernimiento para saber qué información es falsa o no; mientras tanto  se viralizan miles de noticias de manera tal y valga la comparación, propagan el virus la información y el virus de la desinformación en miles de , siendo en muchos casos como ahora se dice “portadores asintomáticos” de noticias falsas; sea a través de Instagram, Facebook, Twitter, etc.. Aportamos consientes o no a la constitución de un verdadero tsunami,  no solo por la cantidad sideral de contenido sino además por el geométrico volumen: en diversidad, asimetría y hasta contradicción sobre temas y noticias con opiniones y hasta argumentos muchas veces exactamente opuestos o divergentes,  resultando así un fenómeno a escala global  de desinformación y paradojalmente estamos a la vez súper informados; lo que ahora se denomina INFODEMIA ENTONCES ¿QUÉ ES LA INFODEMIA? La OMS, ha dado en llamar INFODEMIA al proceso de sobreabundancia de información sea ésta rigurosa o no; pero he creído más adecuada a nuestra realidad la conceptualización que nos hace Mario Riorda cuando define a la INFODEMIA como: “Un serio problema de desinformación a escala masiva – Técnicamente es una epidemia de mala información, o bien mala información que posibilita una epidemia de datos falsos, errados o maliciosos que se propagan por redes sociales” LA PREGUNTA SERÍA ENTONCES ¿POR QUÉ SE VIRALIZAN LAS NOTICIAS FALSAS? La respuesta no es compleja: todos aspiramos a tener certeza, y la pandemia y su desarrollo está caracterizada precisamente por su opuesto, la incertidumbre, en consecuencia cuando alguien nos da: fechas precisas, datos concretos y algunos resultados o información concreta nos inclinamos no sólo a creerle sino a compartir con otros tal información y así mediante las diferentes redes sociales transmitimos y viralizamos las noticias, en este caso absolutamente falsos. PREGUNTAS – VOY A DESAFIARLOS CON 3 PREGUNTAS El uso de la mentira o de datos falsos en la información o en las noticias 1) ¿es una novedad de nuestra realidad o tenemos ya antecedentes en el pasado de haber sido víctimas sobre este tipo de manipulación?…. 2)  ¿por qué ha cobrado tanta notoriedad este fenómeno denominado INFODEMIA?…., 3) han sido los periodistas ¿desplazados ensu rol de comunicadores sociales? Estos tres interrogantes pueden ser respondidos desde la historia, desde la revolución tecnológica y comunicacional que trajo aparejada la globalización y finalmente desde la política. La primer respuesta: se le atribuye a Joseph Goebbels – “Ministro de Propaganda y Educación Popular” del régimen nazi la famosa frase: “Una mentira repetida mil veces al final termina siendo verdad”, o “miente, miente, miente que algo quedará”; pero según estudios realizados con posterioridad demostrarían que Goebbels se refería así más que nada al funcionamiento técnico de la prensa; en el año 1934 en el marco de una conferencia que dictó a la gente del Ministerio de Propaganda y sobre el tema: “Propaganda Política”, y que en realidad las frase famosa debería ser imputada a los aliados para desprestigiar el régimen nacionalsocialista (Téngase presente que en esos años no existían las redes sociales) La segunda respuesta: la cuarentena ha recluido en sus hogares a más de 2/3 de la población mundial, Argentina no escapó a esta situación; de manera tal que el estar dentro del hogar durante todo el día y durante muchas semanas, ver las noticias, la televisión y la información por redes sociales se convirtió en una actividad cotidiana y de mucha intensidad horaria; de manera que el tiempo dedicado a las mismas creció exponencialmente y con ello la participación en las redes y la viralización de cuanta noticia se refiriera a la situación de pandemia. La tercera respuesta: Los Periodistas en su rol de comunicadores sociales, en particular los que se desempeñan en la televisión, vinieron sosteniendo el monopolio casi exclusivo en la formación de la opinión pública, a tal punto, que ante la crisis de credibilidad de Instituciones como la Justicia, La Política, Lo Gremial, etc.. la  credibilidad se extrapolo en el periodismo; con el advenimiento del coronavirus y la consecuente cuarentena, éste rol sido desplazado en parte, por los epidemiólogos. Médicos y especialistas  en lo relacionado al COVID 19, la agenda diaria de noticias está centralizada predominantemente en lo relacionado al virus y su desarrollo; la centralidad y exclusividad informativa es el Coronavirus a nivel Mundial ,Nacional y  Local, el reporte diario de Contagiados, fallecidos y recuperados, son noticias excluyentes; el mundo está paralizado, no hay eventos deportivos, no hay recitales, no hay congresos, no hay cultura en desarrollo, no hay actividad humana gregaria y en consecuencia no hay noticias ni crónica en abundancia para comunicar. La Política y el Gobierno retoman la iniciativa y marcan la agenda diaria pero esta vez desde la asepsia clínica, cuidar la salud de la población, toda opinión contraria a éste principio y decisión es invalidada por la realidad; ya no es la opinión del Periodista, su visión u análisis; es como superamos la Pandemia, como culminamos la cuarentena, hasta la Economía pasó a un 2do plano, no interesa, no es un dato que interese a la mayoría, no es el dólar, se trata de cómo sobrevivir, y cuando la vida es la que está en juego, todo lo demás es subalterno, inclusive hasta los límites de la discrecionalidad política. HASTIOS Nobleza obliga al hablar de hastíos que la sobreabundancia de información previa a la presencia de la Pandemia también había provocado cierto hastío de las noticias; sobre manera en aquellas vinculadas a los escándalos, a la crónica policial, y todo aquello que satisface cierto morbo colectivo; Uds. recordarán el crimen en Villa Gesell de Fernando BAEZ SOSA por parte de un grupo de jugadores de Rugby; independientemente de la brutalidad e imperdonable crimen, lo cierto es que desde el 18 de Enero del 2020 en adelante todos los días durante los meses de: Enero, Febrero y parte de Marzo se informaba minuto a minuto el desarrollo de los acontecimientos, incluyendo imágenes desgarradoras de los padres del joven asesinado, de los detenidos e imputados de los abogados etc… con igual intensidad el caso  Thelma Fardín y Juan Darthés colonizaron todas las pantallas y canales; más acá y en Río Cuarto el caso Peralta recientemente y podríamos enumerar muchos más tienden a ser perpetuados diariamente en el colectivo social como noticias o crónicas excluyentes. Precisamente generan a mi entender lo contrario al supuesto interés y opinión pública que tenderían a formar; en particular los medios nacionales; por caso y si hubo uno emblemático fue el del crimen de Nora Dalmasso, hecho que catapultó a Río Cuarto a nivel Nacional en dónde la victimización de la propia víctima llego a niveles escandalosos y así entonces deviene el hastío por cierta información, porque ya no se trata de informar y poner en el conocimiento del público un hecho determinado, sino de explotar hasta las últimas consecuencias aspectos del mundo íntimo de las personas, se involucra a terceros, se tejen suposiciones y rumores, y lo que se inicia como un hecho luctuoso termina farandulizándose y pasa a formar parte del chismerío y de la comidilla general. Indefectiblemente es cierto que la sobreabundancia redunda en hastío, pierde consistencia y culmina diluyéndose su credibilidad o veracidad. Para FINALIZAR Nosotros hemos cambiado, citando a Giovanni Sartori, hemos dejado de ser el Homo Sapiens, es decir el hombre que lee, interroga, que duda, y que trabaja su aspecto cognitivo profundo, eso ocurría cuando leíamos un diario, un libro, escuchábamos la radio, ahora somos un HOMO VIDENS, el hombre que ve, el hombre que ve y escucha lo que otros le dicen, y en su decir está formada ya una opinión, un criterio, un supuesto de verdad, ya no es en términos de Aristóteles “la episteme”, es decir la palabra  fundamentada , base del conocimiento científico, ahora predomina “la doxa” o mera opinión, según lo que otros dicen o afirman, éste es el nuevo desafío, como volver a ser el Hombre que piensa aún y a pesar de las redes sociales y de las falsas noticias, yo aún no lo sé, MUCHAS GRACIAS.-

3 personas fallecidas tras un violento choque en Sampacho

Tres personas fallecidas tras un violento choque ocurrido esta tarde en el km 645 de la ruta 8, en cercanías de Sampacho.Según informa FM Identidad, alrededor de las 16, un Fiat Siena impactó frontalmente a una camioneta Ford Ecosport.El saldo de la violenta colisión fue la muerte de tres personas oriundas de Sampacho, todas mayores de edad. “Se aguarda la confirmación de los datos filiatorios de las víctimas”, precisó el medioEl vehículo Fiat que se dirigía hacia Río Cuarto iba comandado por un hombre. Por su parte, la Ford lo hacía en sentido contrario con dos ocupantes, un hombre y una mujer.En el lugar trabajaron Policía, Bomberos, Gendarmería, servicio de ambulancia y personal de peaje. Foto: FM IDENTIDAD

Sin título-1

LOS AUDIOS DE POSTER CENTRAL

   Opinión

Portadores asintomáticos de noticias falsas

Por Lic. Gustavo Segre He pensado en función del título de la parte que me toca desarrollar en éste ciclo de conferencias- debates  , plantear y plantearnos a que se denomina INFODEMIA…..que al igual que las Fake News, Trolls, Influencer entre otros términos de origen inglés no solo se han incorporado a nuestro vocabulario corriente sino que además influyen en nuestras percepciones de la realidad y hasta complican nuestro discernimiento para saber qué información es falsa o no; mientras tanto  se viralizan miles de noticias de manera tal y valga la comparación, propagan el virus la información y el virus de la desinformación en miles de , siendo en muchos casos como ahora se dice “portadores asintomáticos” de noticias falsas; sea a través de Instagram, Facebook, Twitter, etc.. Aportamos consientes o no a la constitución de un verdadero tsunami,  no solo por la cantidad sideral de contenido sino además por el geométrico volumen: en diversidad, asimetría y hasta contradicción sobre temas y noticias con opiniones y hasta argumentos muchas veces exactamente opuestos o divergentes,  resultando así un fenómeno a escala global  de desinformación y paradojalmente estamos a la vez súper informados; lo que ahora se denomina INFODEMIA ENTONCES ¿QUÉ ES LA INFODEMIA? La OMS, ha dado en llamar INFODEMIA al proceso de sobreabundancia de información sea ésta rigurosa o no; pero he creído más adecuada a nuestra realidad la conceptualización que nos hace Mario Riorda cuando define a la INFODEMIA como: “Un serio problema de desinformación a escala masiva – Técnicamente es una epidemia de mala información, o bien mala información que posibilita una epidemia de datos falsos, errados o maliciosos que se propagan por redes sociales” LA PREGUNTA SERÍA ENTONCES ¿POR QUÉ SE VIRALIZAN LAS NOTICIAS FALSAS? La respuesta no es compleja: todos aspiramos a tener certeza, y la pandemia y su desarrollo está caracterizada precisamente por su opuesto, la incertidumbre, en consecuencia cuando alguien nos da: fechas precisas, datos concretos y algunos resultados o información concreta nos inclinamos no sólo a creerle sino a compartir con otros tal información y así mediante las diferentes redes sociales transmitimos y viralizamos las noticias, en este caso absolutamente falsos. PREGUNTAS – VOY A DESAFIARLOS CON 3 PREGUNTAS El uso de la mentira o de datos falsos en la información o en las noticias 1) ¿es una novedad de nuestra realidad o tenemos ya antecedentes en el pasado de haber sido víctimas sobre este tipo de manipulación?…. 2)  ¿por qué ha cobrado tanta notoriedad este fenómeno denominado INFODEMIA?…., 3) han sido los periodistas ¿desplazados ensu rol de comunicadores sociales? Estos tres interrogantes pueden ser respondidos desde la historia, desde la revolución tecnológica y comunicacional que trajo aparejada la globalización y finalmente desde la política. La primer respuesta: se le atribuye a Joseph Goebbels – “Ministro de Propaganda y Educación Popular” del régimen nazi la famosa frase: “Una mentira repetida mil veces al final termina siendo verdad”, o “miente, miente, miente que algo quedará”; pero según estudios realizados con posterioridad demostrarían que Goebbels se refería así más que nada al funcionamiento técnico de la prensa; en el año 1934 en el marco de una conferencia que dictó a la gente del Ministerio de Propaganda y sobre el tema: “Propaganda Política”, y que en realidad las frase famosa debería ser imputada a los aliados para desprestigiar el régimen nacionalsocialista (Téngase presente que en esos años no existían las redes sociales) La segunda respuesta: la cuarentena ha recluido en sus hogares a más de 2/3 de la población mundial, Argentina no escapó a esta situación; de manera tal que el estar dentro del hogar durante todo el día y durante muchas semanas, ver las noticias, la televisión y la información por redes sociales se convirtió en una actividad cotidiana y de mucha intensidad horaria; de manera que el tiempo dedicado a las mismas creció exponencialmente y con ello la participación en las redes y la viralización de cuanta noticia se refiriera a la situación de pandemia. La tercera respuesta: Los Periodistas en su rol de comunicadores sociales, en particular los que se desempeñan en la televisión, vinieron sosteniendo el monopolio casi exclusivo en la formación de la opinión pública, a tal punto, que ante la crisis de credibilidad de Instituciones como la Justicia, La Política, Lo Gremial, etc.. la  credibilidad se extrapolo en el periodismo; con el advenimiento del coronavirus y la consecuente cuarentena, éste rol sido desplazado en parte, por los epidemiólogos. Médicos y especialistas  en lo relacionado al COVID 19, la agenda diaria de noticias está centralizada predominantemente en lo relacionado al virus y su desarrollo; la centralidad y exclusividad informativa es el Coronavirus a nivel Mundial ,Nacional y  Local, el reporte diario de Contagiados, fallecidos y recuperados, son noticias excluyentes; el mundo está paralizado, no hay eventos deportivos, no hay recitales, no hay congresos, no hay cultura en desarrollo, no hay actividad humana gregaria y en consecuencia no hay noticias ni crónica en abundancia para comunicar. La Política y el Gobierno retoman la iniciativa y marcan la agenda diaria pero esta vez desde la asepsia clínica, cuidar la salud de la población, toda opinión contraria a éste principio y decisión es invalidada por la realidad; ya no es la opinión del Periodista, su visión u análisis; es como superamos la Pandemia, como culminamos la cuarentena, hasta la Economía pasó a un 2do plano, no interesa, no es un dato que interese a la mayoría, no es el dólar, se trata de cómo sobrevivir, y cuando la vida es la que está en juego, todo lo demás es subalterno, inclusive hasta los límites de la discrecionalidad política. HASTIOS Nobleza obliga al hablar de hastíos que la sobreabundancia de información previa a la presencia de la Pandemia también había provocado cierto hastío de las noticias; sobre manera en aquellas vinculadas a los escándalos, a la crónica policial, y todo aquello que satisface cierto morbo colectivo; Uds. recordarán el crimen en Villa Gesell de Fernando BAEZ SOSA por parte de un grupo de jugadores de Rugby; independientemente de la brutalidad e imperdonable crimen, lo cierto es que desde el 18 de Enero del 2020 en adelante todos los días durante los meses de: Enero, Febrero y parte de Marzo se informaba minuto a minuto el desarrollo de los acontecimientos, incluyendo imágenes desgarradoras de los padres del joven asesinado, de los detenidos e imputados de los abogados etc… con igual intensidad el caso  Thelma Fardín y Juan Darthés colonizaron todas las pantallas y canales; más acá y en Río Cuarto el caso Peralta recientemente y podríamos enumerar muchos más tienden a ser perpetuados diariamente en el colectivo social como noticias o crónicas excluyentes. Precisamente generan a mi entender lo contrario al supuesto interés y opinión pública que tenderían a formar; en particular los medios nacionales; por caso y si hubo uno emblemático fue el del crimen de Nora Dalmasso, hecho que catapultó a Río Cuarto a nivel Nacional en dónde la victimización de la propia víctima llego a niveles escandalosos y así entonces deviene el hastío por cierta información, porque ya no se trata de informar y poner en el conocimiento del público un hecho determinado, sino de explotar hasta las últimas consecuencias aspectos del mundo íntimo de las personas, se involucra a terceros, se tejen suposiciones y rumores, y lo que se inicia como un hecho luctuoso termina farandulizándose y pasa a formar parte del chismerío y de la comidilla general. Indefectiblemente es cierto que la sobreabundancia redunda en hastío, pierde consistencia y culmina diluyéndose su credibilidad o veracidad. Para FINALIZAR Nosotros hemos cambiado, citando a Giovanni Sartori, hemos dejado de ser el Homo Sapiens, es decir el hombre que lee, interroga, que duda, y que trabaja su aspecto cognitivo profundo, eso ocurría cuando leíamos un diario, un libro, escuchábamos la radio, ahora somos un HOMO VIDENS, el hombre que ve, el hombre que ve y escucha lo que otros le dicen, y en su decir está formada ya una opinión, un criterio, un supuesto de verdad, ya no es en términos de Aristóteles “la episteme”, es decir la palabra  fundamentada , base del conocimiento científico, ahora predomina “la doxa” o mera opinión, según lo que otros dicen o afirman, éste es el nuevo desafío, como volver a ser el Hombre que piensa aún y a pesar de las redes sociales y de las falsas noticias, yo aún no lo sé, MUCHAS GRACIAS.-

Los “deberes” constitucionales en tiempos de pandemia

Por Ricardo A. MUÑOZ (h) Abogado, Magister en Derecho Administrativo El contexto de crisis sanitaria que nos rodea, lo que a su vez deriva en una alarmante caída de la economía y un debilitamiento del tejido social, y las medidas que los gobiernos han tomado en todos los niveles del Estado para paliar y mitigar sus efectos, nos lleva a reflexionar sobre los denominados “deberes” constitucionales, un tema que no ha sido lo suficientemente analizado por la teoría jurídica contemporánea en el contexto de la pandemia del coronavirus. Cuando se pone foco en estos tiempos respecto la responsabilidad compartida, la colaboración ciudadana y la solidaridad social, en realidad lo que se está haciendo, es apelar a los deberes que los integrantes de la sociedad tenemos, y que en definitiva se remiten a los mencionados “deberes constitucionales”. En general, las constituciones nacionales (cuyas redacciones originales en la mayoría de los casos pertenecen al Siglo XIX), no hacían referencia expresa a los “deberes constitucionales”, sino que se ocupan principalmente de los derechos, instituidos como límites al poderío estatal para evitar su avance en contra de la persona y su dignidad. Nuestra Constitucional Nacional, que no fue una excepción en ello, se instituyó a partir de un “diseño desde” los derechos fundamentales y las libertades, y no del Poder, siendo la palabra “deber” recién incorporada en la Reforma Constitucional de 1994 cuando se refiere al deber de protección del medio ambiente. No obstante, y sin perjuicio de estas omisiones, nuestro Máximo Texto legal reconoce, al decir mejor, exige el cumplimiento de ciertos deberes que surgen explícita (como cumplir con los impuestos y las cargas públicas) o implícitamente a través del reconocimiento de los derechos. Se ha dicho que a cada derecho corresponde un deber, porque –en todo caso- la existencia de estas obligaciones ciudadanas tiene sentido si son consideradas instrumentos de goce para los derechos personales. A pesar de la (entendible) omisión en la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales de Derechos Humanos –con jerarquía constitucional- se ocupan de los “deberes”, tal es el caso de la Convención Americana de Derechos Humanos (Pacto San José de Costa Rica) cuando establece que “Toda persona tiene deberes para con la familia, la comunidad y la humanidad” y “Los derechos de cada persona están limitados por los derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien común, en una sociedad democrática”.  O la propia Constitución de la Provincia de Córdoba que, siendo pionera al respecto, no solo designa al Título Primero añadiendo la palabra “deberes”, sino que con buen criterio reserva un artículo al tema, describiendo los deberes de “toda persona”, incluyendo el de “Cuidar su salud como bien social” (art. 38, inc. 9) lo que parece un verdadero acierto en estos tiempos. Hace ya varios años el Filósofo del Derecho y Profesor de Derecho Constitucional Carlos Santiago NINO describía en su obra “Un país al margen de la ley” (1992) el desprecio que los argentinos tenemos de las normas de conducta, cualquiera fuese su naturaleza, cuando  lo privado, lo individual, lo propio prevalece individual y egoístamente sobre lo público, lo general, lo colectivo. Vivimos en un “Estado de anomia”, también se ha dicho (WALDMANN, El Estado anómico. Derecho, seguridad pública y vida cotidiana en América Latina, 2003), en cuanto incumplimiento reiterado y sistemático de todo tipo de normas dictadas por las autoridades y la propia sociedad, y la causa de esto responde a factores políticos, sociales, culturales, educativos y hasta personales, en cuanto a la forma de relacionamiento interpersonal que tenemos. Sabemos que toda la normativa de excepción y de emergencia dictada por los gobiernos, son de muy difícil, y hasta diría, de imposible control, por cuanto -y sin perjuicio de que actividades comerciales, industriales y de servicios se encuentran habilitadas- el Estado no puede, sin desgastarse y hasta colapsar es sus áreas operativas, de servicios esenciales y de seguridad, controlar que toda la población respete los días, horas, y lugares de las salidas recreativas, por ejemplo. Ello es poco menos material y operativamente de cumplimiento imposible. Por eso, se presenta imperioso empezar a hablar de los “deberes constitucionales” a la par de los derechos y garantías, demostrando que tenemos otra manera de vincularnos con las reglas jurídicas y sociales, y respetando la norma como la mejor manera de protegernos, de cuidar nuestra salud.

La mano del Estado

Por Pablo Callejón A veces llega tarde y a veces, mal. Pero es y será el Estado la única mano por tomar en tiempos en pandemia. El desguace de algunas de sus áreas vitales para enfrentar al Coronavirus obligó a refinanciar centros científicos, concluir hospitales y colocar el respirador artificial a un tejido social que había quedado excluido de los andares en bicicletas financieras. El mercado selecciona con la promesa de llegar alguna vez a todos. El Estado, en cambio, somos todos. La capacidad de quienes lo gobiernan podrá hacer más eficiente la posibilidad de darnos una mano o alejarnos el brazo, hasta dejarnos caer. El aislamiento social puso en evidencia las profundas desigualdades y las ausencias del Estado cuando queda en manos de gerentes. Aparecieron millones de argentinos inmersos en el mercado negro que debieron ser incorporados de urgencia en la maquinaria administrativa del ANSES. Los sobrevivientes del rebusque personal quedaron atrapados en las demoradas decisiones de Alejandro Vanoli, el economista con perfil técnico que se convirtió en la primera baja del gabinete de Alberto Fernández. Un mes antes de su despido, el ex titular de ANSES habilitó la propagación en todo el país de largas filas de jubilados y beneficiarios de planes sociales que esperaban ansiosos la apertura de las cajas. El sistema bancario los había ninguneado desde siempre. Es un esquema intocable y voraz que multiplicó las ganancias de los banqueros a costa de cualquier tipo de gobierno. El vicepresidente del CECIS, Gustavo Sachetta, admitió a Póster Central que “no se le puede pedir más al Estado”. El dirigente mercantil valorizó el aporte de las arcas nacionales para pagar la mitad del salario de los empleados, disponer un freno a los desalojos de alquileres y promover créditos a tasas subsidiadas. Fue el presidente de la Sociedad Rural, David Tonello, quien acusó al Banco Central de “discriminador” por excluir de los préstamos al 24 por ciento a los productores que hayan guardado la soja o el trigo por un valor superior al 5 por ciento de su capacidad de cosecha anual. El Estado es la puerta por golpear cuando el mercado se baja de la trinchera a la espera de tiempos mejores. La vida productiva del país y el mundo desbarrancó por las consecuencias de un virus sin vacuna y de rápida propagación. Se prevé que el PBI pueda caer un 7 por ciento en el año, una estimación solo comparable al 2001 y 2002, en la peor crisis de la historia argentina. La dicotomía entre salvar la salud o la economía le arrebató los argumentos a los lobistas del mercado. Las naciones que demoraron en decretar la cuarentena no pudieron salvar los números del PBI, el desempleo ni los principales indicadores de la actividad. Italia, España, Inglaterra, Estados Unidos y Brasil cuentan por miles a sus muertos y se asfixian en números en rojo que anticipan una debacle generalizada. En Río Cuarto, el municipio debió suspender el plan de gobierno con tinte electoral para enfrentar un alza inédita en la demanda social. Desde el 30 de marzo hasta la primera semana de mayo, los teléfonos de asistencia recibieron 13.960 llamados y del total, 8.369 fueron beneficiarios de una orden de mil pesos para compras en supermercados que se reactivan cada 21 días. El resto de los demandantes ya reciben otra prestación del Estado como el Ingreso Familiar de Emergencia, la Asignación Universal por Hijo y la Tarjeta Alimentaria. Los comedores barriales y comunitarios desafiaron el aislamiento social para ser un eslabón clave en la contención alimentaria. Se multiplicaron hasta convertirse en 36 puestos de entrega de viandas en los sectores más vulnerables. Durante el año, una abrumadora mayoría de pedidos de bolsones y programas asistenciales surge de mujeres que deben administrar la economía del hogar. En tiempos de pandemia, el 42 por ciento de quienes golpearon las puertas del Estado municipal fueron hombres. La ayuda se repartió en un 60 por ciento en Alberdi, un 25 por ciento en el Centro y un 15 por ciento en Banda Norte. El dato que alertó sobre la magnitud del conflicto social por la abrupta parálisis de la actividad económica fue el pedido de los que nunca antes habían recurrido a la asistencia directa del municipio. Un 52 por ciento de quienes recibieron ayuda, no aparecían en ningún registro oficial de Promoción Social. Una vez más, la única mano por alcanzar fue la del Estado. En la Provincia, el Gobierno incrementó en dos mil pesos los aportes de la tarjeta social a 300 mil beneficiarios y se sumó a la decisión de la Nación de suspender cortes en el servicio esencial de la energía. Además, triplicó la inversión en Salud hasta alcanzar los 3.500 millones de pesos para la compra de insumos y equipamiento. Los mayores cuestionamientos a la política social apuntaron a la baja abrupta de planes laborales en medio de la pandemia y la persistencia de una crisis del transporte que nos deja sin el vital servicio de colectivos. En Córdoba, como en la mayoría de las provincias del país, la clave fue resguardarse en las políticas nacionales y los fondos que se descentralizaron en plena cuarentena. La Nación generó el Ingreso Familiar de Emergencia por 10 mil pesos, que ya no se reducirá a un monto único extraordinario para 8 millones de personas. Además, se inyectaron recursos a jubilaciones para evitar que pierdan ante la inflación, subieron los aportes de la AUH y habrá un bono especial de 1.600 pesos para beneficiarios del PAMI que reciben los bolsones alimentarios. Para aliviar la crisis del sector privado, el Estado resolvió pagar el 50 por ciento del salario neto de los trabajadores que estén en relación de dependencia. La cobertura alcanzó a pequeñas y medianas empresas y corporaciones en manos de multimillonarios como Clarín y Techint. El plan de asistencia sumó créditos a tasas del 24 por ciento para pymes y del 0 por ciento para monotributistas que cumplen con los requisitos de la AFIP. El programa incluyó el desembolso de 350 mil millones de pesos “para garantizar la producción y el abastecimiento de alimentos e insumos básicos”. Entre las medidas de alto impacto social aparecen el congelamiento de tarifas, la suspensión de cortes de servicios esenciales, la interrupción del cierre de cuentas bancarias y la eximición del pago de contribuciones patronales. También se dispuso el congelamiento de alquileres y el freno a los desalojos. El ambicioso plan de cobertura obligó a destinar en el primer mes de cuarentena el equivalente al 3 por ciento del PBI. A pesar de la persistencia de factores agobiantes para el bolsillo de los argentinos, como la inflación y la pérdida del poder adquisitivo, los niveles de aprobación del gobierno nacional y los gobernadores es altísima. Los oráculos del libre mercado que pidieron evitar la cuarentena, al estilo de Paolo Rocca y sus socios en el norte de Italia antes de que se desatara una ola inconmensurable de contagios, parecen tener más intensidad que influencia. Se presentan en los medios de comunicación y en las redes sociales como instigadores de un plan de barricada que renuevan todos los días, sin más efectividad que una réplica de Twitter. En el 2008, los Estados salvaron a los bancos y pagaron millonarias indemnizaciones de gerentes que la hicieron redonda, con la esperanza de un nuevo capitalismo por nacer. Nada de eso ocurrió. Los melones parecieron acomodarse rápidamente en el carro y aunque es difícil predecir al mundo que nacerá tras la pandemia, la historia nos advierte que el rico solo espera volver a sus riquezas. Y cada vez que nos igualan las derrotas, es el Estado el que nos abre la puerta mientras el mercado se esconde debajo de la cama. Es posible suponer que nadie espera un modelo diferente al que dispondrá el Capital cuanto todo esto pase. Pero sería bueno no olvidar de cuál de los dos bandos pudimos tomarnos de la mano.

   Jericles

¡Vuelve Facundo Pérez Rastra, el cantor que es como Larralde pero en versión oligarca!

Por Jericles Tenemos noticias de este gran cantor que ahora anda por los polvorientos caminos virtuales de la Patria Grande!Aclaremos que para él, que es de derecha, la Patria Grande la forman Argentina, Estados Unidos, Suiza, Gran Bretaña y Canadá.La semana pasada participó con sus canciones en el Cacerolazo contra el avance del Comunismo en Argentina. Ahí entonó sus grandes éxitos folklóricos: “Cuando tenga la soja” y una adaptación del tema de Yupanqui: “Los ejes de mi camioneta Amarock”Y a pesar del aislamiento, el tipo se tiene fe, y está planificando sus próximas actuaciones para cuando esto termine:• En octubre hará un recital, amenizando una Carrera de Embolsados entre filósofos de la corriente cosmológica. A beneficio de la Sociedad Argentina de Lucha contra la Cataforesis • En noviembre, brindará un recital despedida, antes de internarse en un spa criollo, para recuperarse de su adicción al ajenjo con dulce de leche. • En diciembre, Facundo recitará a García Lorca en lunfardo. A beneficio de los familiares de las víctimas de la tiranía del Imperio Romano. • Y en febrero de 2021|, nuestro músico brindará un concierto para oboe, flauta traversa y peine con celofán. A beneficio de la escuelita de fútbol ”María Elena Walsh”. **¡Y encima, este tremendo artista tiene tiempo para componer canciones! Lo último de su variado repertorio (recordemos que Facundo escribió más de quince mil canciones a lo largo de su carrera) es este tango amilongado dedicado a la Pandemia.Música maestro! En los tiempos de Pandemia / Aprendí a usar la compuPara no estar embolado / todo lo quise saberAprendí a hablar en quichua, / y a tocar mejor la violaAhora sé que está rebueno / saber un cacho de inglés. Aprendí a hacer mermeladas / aprendí a hacer pan caseroHoy ya sé filosofía / Y hasta en ruso ya sé hablarYa puedo pintar un cuadro / y cuidar mejor la huerta /Soy amigo de las redes / con mi abuela sé chatear Aprendí a hacer barbijos, / Y hacer videollamadas, /Y descubrí uno a uno / Los secretos del crochet…Si se me va la percanta / mala suerte, lo lamentoPero que nunca me falten / Tutoriales de Internet!Chan-chan

El día que Gardel cantó en Río Cuarto – Por Jericles

Esta es una anécdota poco conocida de la historia del Imperio.Porque hace cien años, un día como hoy en 1920, actuó en Río Cuarto nada más ni nada menos que Carlitos Gardel.Poco registro quedó de aquella actuación, pero nuestro equipo de investigación tuvo acceso a viejos papeles de la época, algunos testimonios de tercera mano, grabaciones gastadas, y con eso pudo armar un rompecabezas sobre aquella visita….Parece que Gardel, que en aquellos momentos era un cantor de tangos del montón, actuó a la gorra (en este caso, por ser Gardel actuó “al sombrero”) en una fonda de mala muerte del Boulevard Roca, a cien metros de la Estación del Andino.Según parece, en un miserable cuarto de la vieja pensión donde se hospedó, compuso lo que después sería una de sus máximas creaciones: “Mi Buenos Aires querido”. Sólo había pequeñas diferencias en los versos de aquellos bocetos que encontramos tirados en un baúl de aquella habitación del Boulevard Roca: el tango empezaba diciendo: “Mi Montevideo querido / cuando yo te vuelva a ver”. Parece que años después le cambió la letra por exigencia de su agente, que quería promover al Zorzal Criollo como un producto bien porteño.Recordemos que en el año 1920, cuando Gardel se presentó en Río Cuarto, el tango no era bien visto por la sociedad, y según los memoriosos, la gente que concurrió al recital era del sector marginal de la población, el lumpenaje de la ciudad. Encontramos una foto amarillenta de ese recital, y pueden verse pancartas que decían: “Aguanten Gardel, la birra y el faso” y “A tirar bengalas, que llega el Zorzal”Los medios también reflejaron al día siguiente la actuación de Gardel: El diario el Pueblo, en su sección de espectáculos, publicó una extensa crítica de Ricardo Sánchez: “Lo mejor fueron sus guitarristas, pero si ese tal Gardel no aprende a pronunciar la letra “N” no va a llegar muy lejos”, fue el lapidario comentario del crítico, deslizando su sospecha de que además había hecho play back.Don Juan Filloy, que hacía sus primeros pasos como periodista en el diario “El Pueblo”, también fue a la fonda a ver la actuaciónde Carlitos (no olvidemos que los piringundines de mala fama eran su lugar en el mundo) y también hizo su crítica gráfica. Lo que pasa es que don Juan era muy afecto a los juegos de palabras, y escribió unos palíndromos: “Allí tápase Menem esa patilla”. “Dábale arroz a la zorra el abad”. Como en aquella época los palíndromos no eran muy populares, nadie entendió un corno lo que quiso decir el escritor de los tres siglos sobre la actuación de Gardel.Y además quedaron algunos testimonios sueltos que nuestro equipo de investigación logró reconstruir y evitar que el olvido se llevara aquella actuación.Hay un audio obtenido décadas atrás por un grabador Geloso, con el testimonio de Clarita Memorales, una anciana que al parecer tuvo un tome y traiga con Gardel aquella vez.“Yo salí con él luego de su actuación”, empieza diciendo la mujer, y siguió: “Era un tipo muy caballero, gentil, galante… Tomamos un fernet en Montecarlo, a la medianoche me llevó a Villa Dálcar, y ahí a orillas del Lago, contra un árbol me hizo…” Y ahí en ese momento Clarita fue interrumpida por la dueña del geriátrico para llevarla a cenar, dejándonos con las ganas de conocer más detalles de aquel incipiente romance.Y a diferencia del 99 por ciento de los riocuartenses, don Severino Faena, el dueño de la pensión donde Gardel y sus guitarreros se alojaron en su visita al Imperio, recordó siempre aquel momento: “¡Como me voy a olvidar, si comieron y durmieron aquí tres días, y al momento de pagar escaparon por el patio, afanándose toallas, jabones, las sábanas y hasta una jaula con dos canarios!”, para terminar diciendo “¡Ni siquiera tuvieron la delicadeza de dejarme una foto autografiada para mi hija!”Y el broche de oro del registro del paso del músico por Rio Cuarto, fue al día siguiente de su actuación profesional, cuando se presentó con sus guitarristas en el concurso musical de “Sólo canto” del Parque Sarmiento…. ¡y salió tercero!**Así fue Pablo, de ingrato el pueblo de Río Cuarto con este mito del tango argentino. ¡Por supuesto, el Morocho del Abasto nunca más volvió!

El esperado regreso Madame Zaira – Por Jeri

         Foto: Archivo web Si yo te digo que hoy vuelve a Poster Central la más grande de las astrólogas, ¿en quién pensás? ¡Por supuesto que en Zaira, la vidente número uno de Argentina, y no sé si del planeta entero, mirá lo que te digo… Zaira tiene dos posgrados en Harvard, una maestría en la Universidad de Boston, ¡y una pasantía con el Plan Primer Paso de Schiaretti en un local de comidas rápidas, con eso te digo todo! Zaira está pasando la cuarentena en un retiro espiritual al pie del Uritorco, junto a Patricia Sosa y LudovicaSquirru, y preparó este horóscopo para la próxima semana, exclusivo para nuestros oyentes. ** Arranca con Aries: Trabajo: Si sos cirujano, el teletrabajo será tu salvación: ¡con la inestimable ayuda de tus pacientes, empezarás a hacer transplantes de órganos y cirugías de alto riesgo desde la comodidad de tu hogar! Tauro:Salud: Tenés úlcera, angustia, hipertensión y ataques de pánico. ¡Desaparecerán el mismo día que dejés de leer noticias falsas en las redes sociales!  Géminis:Viajes: Si la agencia de viajes lo acepta, cambiá ese tour por Nueva York, por un pasaje a cualquier isla desierta de la Polinesia……. Cáncer: Afectos: Destrozarás el corazón de tu pequeño hijo, porque para hacer la compra en el almacén le romperás la alcancía donde guardaba todos sus ahorros Leo:Mascotas: Tu gato, al que llevás meses sin comprarle los Sabrositos, conseguirá voltear la pecera y morfarse los tres pecesitos que había adentro… ¡Consolarás a tu pibe poniéndole en la compu “Buscando a Nemo”! Virgo:Trabajo: Empezarás a tener a tu alcance celulares de última generación, televisores de 100 pulgadas, lujosas notebooks, motos, zapatillas de marcas y motorhomes…. ¡No los podés comprar… pero los tenés en tus manos porque sos repartidor de Mercado Libre!  Libra: Amor:  ¡Cuando iniciés una conversación virtual en uno de esos chats para conseguir pareja, salvo que seas extremadamente feo, tenés que sacarte el barbijo! Escorpio: Afectos: Un ser de luz golpeará a tu puerta, pero tratá de ignorarlo… ¡Es la intimación de corte de servicio de EPEC! Sagitario: Salud: Tendrás el estómago a la miseria, ¡sobre todo si seguís preparando esas comidas de porquería que sacás de tutoriales de Youtube, como ese pan sin levadura saborizado con queso y orégano! Capricornio: Viajes:Un imprevisto virus postergará el viaje de quince de tu  hija a Disney…¡Lo reemplazará por una apasionante salida al súper de los chinos de la vuelta!…………….. Acuario: Dinero: Bueno, sos de Acuario… ¡Es coherente que tu economía esté haciendo agua por todos lados! Y para finalizar con el horóscopo de la próxima semana, Piscis: Mascotas: ¡A tu vieja tortuga que acaba de morir,tenés que enterrarla entera, miserable!… ¡¿Qué es eso de guardar su caparazón para hacerle una alcancía artesanalpara regalarle a tu hija en su cumple? ** Desde acá le mandamos un gran abrazo a Madame Zaira, que fue la única vidente que pronosticó que en el Horóscopo Chino…¡este sería el Año del Murciélago!

Quienes somos...

SEGRE PERIODISMO
celiz baldo